1

Su carrito está vacío.

Guía de cuidado de las Joyas

Es importante comprender las vulnerabilidades de los metales y piedras preciosas.

Para cuidar cuidadosamente su nueva pieza, recomendamos evitar la exposición a cualquier impacto, presión, productos químicos agresivos y temperaturas extremas. El metal, las piedras preciosas e incluso los diamantes pueden romperse o astillarse al impactar con el material incorrecto. Los productos químicos y algunas sustancias domésticas pueden debilitar el metal o dañar el color, la claridad o el brillo de las piedras preciosas, aunque no sea evidente de inmediato.

El factor más importante en el cuidado de sus joyas finas es comprender el uso adecuado. Por mucho que disfrutemos usando las joyas, es importante quitarse las piezas cuando:

  • Ducharse, bañarse y nadar. La inmersión prolongada en agua, particularmente en temperaturas altas, puede afectar negativamente a algunas piedras. Los productos químicos para piscinas también pueden degradar los materiales y causar más daño a las piedras preciosas.

  • Dormir. No se recomienda dormir con ninguna pieza de joyería. Los anillos, como las alianzas de boda y los anillos de diamantes, están bien para dormir, ya que no corren el riesgo de engancharse. Las cadenas y los aretes corren el riesgo de enredarse y deformarse, por lo que le recomendamos que tenga cuidado si elige dormir con sus joyas.
  • Aplicar productos cosméticos, lociones, jabones o perfumes. Estos pueden degradar los materiales y dañar el color, la claridad o el brillo de las piedras preciosas, ya sea inmediatamente o con el tiempo. Los jabones y las lociones también provocan una acumulación debajo de las piedras que atrae la suciedad y puede hacer que se vean turbias, opacas o lechosas.
  • Hacer ejercicio. Las joyas finas pueden dañarse fácilmente por el contacto con pesas o maquinaria/equipo de gimnasio, así como por la presión aplicada durante actividades como yoga y pilates. En algunos casos, el sudor y la grasa de la piel pueden causar decoloración y reacciones en la piel, por lo que recomendamos retirar las piezas.
  • Limpieza y jardinería. La limpieza y las tareas domésticas, como lavar los platos, pueden exponer sus joyas a jabones y productos químicos. Sus joyas también pueden correr el riesgo de sufrir impactos y, en el caso de la jardinería, la pieza está expuesta a la suciedad, los arañazos y los impactos.
  • Hacer cualquier trabajo manual, en el que sus joyas estén expuestas a productos químicos o a la fuerza. Dependiendo de su vida profesional, deberá evaluar cuidadosamente si su pieza debe usarse durante las horas de trabajo. Si tiene dudas sobre si debe usar su pieza en una situación específica, tenga cuidado y quítesela. Cumplir con estas pautas ayudará a maximizar la longevidad de su pieza.
  • Mezcla de metales. Cuando use joyas de diferentes materiales, como mezclar oro de 9 quilates, 14 quilates y 18 quilates con otros metales como plata o platino, o bisutería hecha de otros materiales, tenga cuidado con el contacto directo, frotarse contra estos materiales alternativos y desgastarse a un ritmo más rápido. Lo mejor es separar diferentes materiales para evitar el contacto directo y prolongar la longevidad.
 
Al seleccionar una pieza de joyería para su anillo de compromiso o boda, debe tener en cuenta las pautas adicionales de cuidado y mantenimiento para garantizar la longevidad de su pieza. Solo están garantizadas en el caso de que las joyas se hayan cuidado de acuerdo con las instrucciones proporcionadas. Las joyas requieren cuidados adicionales con el paso del tiempo. Si tiene alguna pregunta o inquietud sobre su pieza a lo largo de su vida útil, contáctenos y lo ayudaremos en todo lo posible.